EXTRA. COVID 19 ¿UNA SEÑAL DEL FIN DE LOS TIEMPOS?

Deseo comenzar este post con un sueño que tuve hace algunos meses. Debo aclarar primero que no soy de los seres que recuerdan con pelos y señales aquello que sueñan. Rara vez, en mis 58 años terrenales de vida, puedo alardear de recordar los sueños vividos.

   Una noche de julio o agosto, no puedo precisar, desperté sobresaltado como negándome a aceptar lo que estaba viviendo en los sueños. Estaba en una playa, solo, dentro del mar. Me cubría el agua hasta la cintura. Veo venir una ola que me pareció grande, pero la sorteé bien. Pero sin tiempo a regocijarme de esa victoria, vi una ola gigantesca, gigantesca, gigantesca. Pensé dentro del sueño, la sortearé por debajo, así no me afectará tanto. Y así lo hice. En un momento dado me digo, ya, sube, sal de la ola. No podía, subía, subía, subía, pero la cresta de la ola no llegaba. Desperté.

Los sueños nos hablan de realidades posibles

   No me gustan interpretar los sueños, quizá por el mismo motivo de ser muy pocos los que recuerde. Pero en este caso, en plena pandemia, cuando muchos gobiernos hablaban de ella en pasado, haciendo caso omiso al sentido común y menos aún, si cabe, a las profecías de las señales del fin de los tiempos en muchas culturas, yo quería entender, desde la razón, qué podría significar. Confieso que en un primer momento pensé en un maremoto, en la proximidad de alguna catástrofe de envergadura mundial. Al día siguiente me di cuenta, no desde la razón, que la crisis del virus Sars Cov 2, que provoca la COVID 19, la tratan también como si fueran olas, porque se pueden esperar replicas endémicas después del primer brote. Aquí el link al programa sobre el tema en el canal UNIVERSO ABBA

¿CÓMO RECONOCER UNA SEÑAL DEL FIN DE LOS TIEMPOS?

Por el daño, por el mal que pueden ocasionar. El Maestro de Maestro, lo dejó bien claro, si aquellos tiempos no fuesen acortados, ninguna carne sobreviviría, ni la de los elegidos. Cómo ese mal sobrevendrá, quizá sea lo de menos, porque será de muy variadas formas, pero de seguro es por la mano de otros seres humanos que no pueden sentir el daño que están haciendo con sus decisiones. El Mal, con mayúsculas, preñó al Reino de los Hombres sembrando en el corazón humano el odio, la indiferencia, la indolencia hacia el otro. Ese sembradío lo podemos ver en tantas creencias fallidas, en las distintas formas de organizarse el ser humano en sociedad y en el tratamiento cotidiano entre los propios seres humanos e incluso entre la gran mayoría de seres humanos y el tratamiento que tienen con muchas otras formas de vida, pensemos en la cantidad de animales que son abandonados después que han cumplido su misión de ser juguetes, mascotas o pensemos en el maltrato animal por deporte o placer o para servir de alimento a la mesa humana. Por eso el Maestro vino a despertar conciencias, vino a hablar de tú a tú con cada ser humano víctima de esos males sembrados en sus comunidades. Cada cual con su propio dolor. Cada época con sus propios métodos de sufrimiento y exterminio. La ley del talión, del ojo por ojo, no es la salida, pero sigue siendo la solución más buscada, tanto a nivel grupal como individual.

El final de los tiempos significa un nuevo renacer. Hay que morir para volver a nacer, expresaba el Maestro

¿QUÉ SIGNIFICA EL SARS COV 2 EN EL FINAL DE LOS TIEMPOS?

   Para este ser que les escribe, no tengo duda alguna, Sars Cov 2 es más que una advertencia de ese final que comenzó, no olvidemos, con la misma crucifixión y resurrección del Maestro. Los virus, esas estructuras biológicas, que pueden representar la frontera entre la vida y la muerte para toda forma de vida mayor, son guardianes. Siento decirlo, siento que suene a ciencia ficción, pero su misión es estar presente para actuar en su momento.  Qué nos está dejando esta pandemia. ¿Está uniendo al hombre como especie? ¿Está sacando lo mejor del alma humana? ¿Acaso están los líderes de las sociedades preocupados por el último de la fila? ¿Alguna vez lo estuvieron? ¿Acaso no son capaces de ver que un ser humano vale más que el beneficio de todas las vacunas del mundo? ¿Acaso no son capaces de ver que todo ser humano encierra en su alma el universo entero?

Qué está dejando la pandemia a su paso por estos tiempos de la Gran Tribulación

¿QUÉ REPRESENTA SARS COV 2 PARA EL MAESTRO?

Para el Maestro, como para el Padre, porque no olvidemos que el Maestro es un Enviado del Padre, Sars Cov 2 representa la decisión del ser humano, de cada ser humano, para encontrar el camino hacia su propia conciencia antes del final de los tiempos. Sars Cov 2 está enfrentando al ser humano a sus más aterradores miedos, cada cual el suyo, cada cual a su manera. El mundo se está deteniendo no por la decisión de unos gobiernos que desconocen el alcance de lo que está pasando, sino para dar tiempo al ser humano a encontrase a sí mismo. El Maestro desea que los cambios sucedan ya, pero está en manos de cada uno ir por un camino o por otro. No se trata de aprender los preceptos, los mandamientos y arrodillarse ante los guardianes de la fe, sino de encontrarse cada quien a sí mismo en los hermanos, en las otras conciencias. Sars Cov 2 puede sacar lo mejor de cada alma humana y eso es lo que espera el Maestro, pero también sabe que el ser humano, como conciencia colectiva, no sabrá encontrar la salida al laberinto del Mal. Ese Mal que está llamando en estos días de pandemia a más separación, a más indolencia, a más olvido de la conciencia que representa cada ser humano. Un Mal que llama a cerrar filas en torno a creencias fallidas de todo tipo y que solo tiene un objetivo en mente: que las conciencias humanas sigan sordas y ciegas a su propia naturaleza de amor y perdón.

Sars Cov 2 está dando tiempo a que el ser humano, cada conciencia, encuentre el camino hacia sí misma antes del Fin de los Tiempos
¿QUIÉN TIENE LA CURA AL SARS COV 2?

No habrá secreto que no vaya a ser desvelado, enseña el Maestro. Las conciencias están llamadas a construir su realidad porque tienen en sí la chispa divina del “conocimiento”. Eso que humanamente llamamos ciencia solo podrá desarrollarse en plenitud cuando el ser humano, cuando la conciencia humana, esté abierta a sí misma y a toda otra conciencia. Mientas la indiferencia hacia el otro sea la tónica, mientras no duela el dolor ajeno, el ser humano estará ciego a la verdadera ciencia, esa que llevó al Maestro a realizar los milagros que hizo ante los hombres de su época o a vencer a la muerte, la propia, con su resurrección, o la de otros, como la de Lázaro. La cura al Sars Cov 2 está en el conocimiento, pero para llegar a ese conocimiento hacia fuera, debe alcanzarse el conocimiento hacia dentro.

El Amor puede cambiar el ADN

   El gran problema de los hijos de los hombres está en no percibir la fuerza creadora que tienen en sí mismo. Una fuerza que el Mal siempre ha intentado ocultar para que el hombre navegase y navegue siempre entre creencias que lo alejan de sí mismos y para que ese poder creador que tienen sucumba ante todo tipo de miedos. Cuando el Maestro curaba a un enfermo, devolvía la vista a un ciego, rescataba de la muerte a alguien, estaba activando en esos seres el poder que tienen en sí mismos, la fe, la intención. El amor puede cambiar la molécula del ADN. Hoy en día la ciencia humana lo está empezando a comprender, aquellos, obviamente, que no están cegados por sus egos académicos. El Maestro ya hace dos mil años enseñaba el poder del Amor. Pero uno de los grandes logros, una de las grandes hazañas del Mal ha sido sembrar la creencia que el amor no es conocimiento, cuando es la cuna del conocimiento.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *